Todo dueño de un perro sueña con tener una mascota que mantenga un pelo brillante, sedoso y siempre desenredado, por lo que en muchas ocasiones recurre a la compra de productos especiales para el aumento de estas características. Sin embargo puede que su mascota no requiera de estos productos y su dueño no esté siendo consiente de este hecho.

No todos los perros son iguales

En la actualidad, se tiene registro de más de 339 razas de perros y cada una de ellas es diferente a la otra en muchos aspectos, inclusive en el pelaje. El pelo del Schnauzer, por ejemplo, debe ser duro, alambrado y tupido en general, el pelo de la capa externa áspero, de largo suficiente de tal forma que sus peculiaridades en la textura puedan ser apreciadas, ni hirsuto ni ondulado. Esto de acuerdo a los estándares de  la Federación Cinológica Internacional.

No obstante, el hecho de que cada raza sea poseedora de un pelaje distinto no significa que pueda notarse seco, quebradizo o deba tener un menor cuidado.

Muchos factores, un solo pelo.

Es común escuchar que la clave para que un perro tenga un pelo saludable es tener una alimentación bien balanceada y con los nutrientes adecuados, y no están del todo equivocados, pues la alimentación juega un papel muy importante en el cuidado del pelo de los canes, aunque no es el único, pues del cuidado de la piel a través del uso de jabones y champús idóneos para su tipo de pelo y piel dependerá en gran medida las condiciones en las que se encontrara el pelaje de nuestra mascota, ya que mantendrá en buen estado las glándulas sebáceas y sudoríparas responsables de ayudar al crecimiento y mantenimiento del pelo.

Asimismo un baño y cepillado aptos resultan indispensables para la salud. En promedio se recomiendo que el baño se realice una vez al mes y un poco más espaciado en perros de pelo duro con el fin de no perder su textura de alambre. En cuanto al cepillado, éste dependerá de lo largo de su pelo, para aquellos de pelo largo es recomendable hacerlo diariamente y así evitar nudos y una perdida abundante de pelo alrededor de nuestro hogar; en el caso de los perros de pelo corto dos o tres veces a la semana resultará suficiente.

Recuerda que estos cuidados siempre deben hacer sentir a tu perro cómodo y querido por ti, cuídalo.

– Con información de http://www.animalhome.com.mx/ y http://www.eltiempo.com/