Puede ocurrir que jugando, mordiendo o comiendo un objeto, a nuestro perro se le quede atrapado algún resto en su garganta, lo que cause un atragantamiento que el mismo perro intente remediar mediante el jadeo, estiramiento de cuello y cabeza para obtener más oxígeno y lograr eliminar el objeto, sin embargo es importante que como dueños tengamos un conocimiento base en caso de que debamos intervenir, eso sí, siempre con calma y rapidez.

Como se dijo anteriormente es posible que el mismo perro al intentar expulsar el objeto logre hacerlo de una arcada, de lo contrario intenta retirarlo suavemente con tu mano para no dañar o asustar al perro.

De no lograr retirarlo, lo primero que debes intentar es realizar la Mariobra de Heimlich, para esto recuesta al perro de costado, coloca las palmas de tus manos sobre la última costilla y da empujones rápidos y secos, cerciórate constantemente si ya ha expulsado el objeto.

En determinado momento es posible que pierda el conocimiento, lo que significa que sus vías respiratorias han sido bloqueadas con totalidad por lo que debes acudir directamente a una clínica veterinaria para que le suministren oxígeno y retiren el objeto.

Recuerda que para evitar estos incidentes es mejor enseñarle a tu mascota a jugar con juguetes diseñados para ellos así como huesos naturales que no suponen un peligro para su salud.

RCP para perros

Con información de www.hogarutil.com