Existe una gran variedad de razas de perros y consideramos que las que son determinadas como “razas puras” son la mejor elección como nuestra compañía, sin embargo existen importantes peculiaridades, más que ventajas para no continuar manteniendo la línea que representa las razas puras.

img1Al hablar de perros de razas puras creemos que sus características se encuentran definidas por un proceso evolutivo de domesticación.

Anteriormente los perros se criaban por funcionalidad, por ejemplo, para la caza o la vigilancia; los perros que lograban cumplir con su trabajo eran cruzados con otros que trabajaban bien. A mediados del siglo XIX este modo de crianza se vio modificado a partir del surgimiento de las exhibiciones de perros. El hombre victoriano se encargó de la manipulación de esta especie con el fin de lograr ciertas características relacionadas al tamaño, a la belleza y a la apariencia, olvidando por completo las consecuencias de salud.

Estas prácticas de selección racial continúan en nuestros tiempos. Varios clubes y organizaciones  alrededor del mundo determinan la certificación de la pureza racial de un perro, así como también imponen reglas sobre la crianza, la reproducción y las características que los animales deben presentar acorde a su raza pero todo esto es sin un respaldo científico.

Un ejemplo de estas asociaciones es el Kennel Club que se encarga de la selección y estandarización de las razas caninas. Esta organización reconoce como “pura raza” lo que no incluye razas híbridas (perros mestizos) ni cruces, para ello se tiene un registro del pedigrí o linaje del perro para garantizar su pureza. Sin embargo, una de las prácticas para continuar con esta pureza es la endogamia que es la reproducción entre individuos de ascendencia común, que en este caso es de una misma familia o linaje, causando una gran variedad de enfermedades y alteraciones genéticas.

Muchas de las razas puras caninas viven sanas por mucho tiempo en sus vidas, sin embargo, debido a la alteración genética, derivada de la selección genética racial, presentan altos índices de desórdenes o enfermedades hereditarias, así como una mala conformación física que puede resultar en una incapacidad, en problemas de comportamiento o dolor, y en el sufrimiento innecesario del animal.

img2Asimismo algunos de los problemas de salud que presentan las razas puras son huesos rechinantes, enfermedades ópticas que reducen la visión o provocan ceguera, enfermedades del corazón, enfermedades hormonales y enzimáticas, desordenes digestivos, enfermedades de riñones e hígado, y pueden desarrollar cáncer que acortan la vida del perro.

Algunos ejemplos más específicos son el Cavalier King Charles, el cual presenta una alteración genética conocida como siringomielia, que es un padecimiento en el que el cráneo es demasiado pequeño para el cerebro; el Golden Retriever tiene una alta tasa de cáncer; los Bóxers sufren cardiopatías, cáncer, poseen un alto riesgo de sufrir epilepsia y especialmente tumores cerebrales.  .

Los perros de raza tienen una esperanza de vida inferior que los perros cruzados. Algunos estudios determinan que la edad de muerte de los cruzados, y en particular los de tamaño pequeño, viven más que muchos individuos de pura raza.

En la siguiente liga se muestra un video en que se explica las dificultades que viven las razas puras: https://www.youtube.com/watch?v=OEVMJZcLXMo

Referencias:

Pedigree Dogs Exposed, Contenido, Reacción, Difusión internacional. (s.f.) Recuperado de http://centrodeartigo.com/articulos-de-todos-los-temas/article_21765.html

Conte, A; Marrube, G.; Pinto, G-; Robledo, G.; Rozen, M. (s.f.) Bases para el diagnóstico de las enfermedades hereditarias en los animales domésticos. Recuperado de http://www.fvet.uba.ar/areas/arch_genetica/diagnosthereditarias.pdf

IM ciencia. (s.f.) Razas puras, la maldición de los perros. Recuperado de http://www.imciencia.com/razas-puras-la-maldicion-de-los-perros/